Errores comunes al vender tu empresa

Es algo muy normal y común cometer algunos errores al vender o querer vender tu empresa, debido a que es posible que sea la primera vez que nos encontremos en esa situación o que las emociones interfieran con la realidad, debido a que normalmente los dueños terminan teniendo alguno de estos tres inconvenientes: venderla a un precio por debajo de lo que cuesta, no lograr cerrar el trato con ningún interesado o sobrestimar su verdadero valor. A lo largo del artículo les explicaré cada uno de ellos y cómo pueden hacer para evitar que eso suceda.

Qué errores debes evitar al vender tu empresa

  • Lo principal que debes evitar es que tu seas el pilar de la empresa, es decir, que dependa totalmente de ti. Está bien que como dueño y fundador, tengas la capacidad de hacerla crecer al controlar y saber todos los aspectos sobre ella, sin embargo debe haber directivos y personas encargadas en distintas áreas que te permitan venderla y con ello no peligre el futuro de la misma por dicha razón.
  • También debes estar seguro de que la empresa está evaluada correctamente, en alguno de los casos es posible que se tenga un pensamiento negativo y se ofrezca a un precio bajo, ya sea por desconocimiento, por los problemas que han surgido o por apuro. En el otro caso, es un problema común que los dueños tiendan a considerar el valor es mucho mayor al que realmente tiene. Por ese motivo se debe ir a uno o varios especialistas en materia para que puedan evaluar el precio de una manera objetiva.
  • Aceptar el pago de mayor cantidad, es decir, si te ofrecen una suma bastante alta debes tener en cuenta la auditoría, cuánto será el monto final, entre otras cosas. A veces el mejor precio no quiere decir que sea la mejor oferta.
  • No dejes que tus emociones controlen la situación. Ciertamente es difícil dejar algo que has hecho crecer tu mismo y debes evitar tomar malas decisiones por ello, es bueno que acudas a un especialista en caso de que no puedas controlarlas por ti mismo y realizar diversas actividades que te hagan distraerte después de concretar la venta, algo que reducirá el impacto emocional de la transacción.