La reforma tributaria como solución para el caos fiscal

La elevada presión fiscal a la sociedad de hoy, en especial el sector empresarial, genera la gran dificultad de la clase para mantenerse al día los pagos de impuestos. Principalmente debido a que, en algunas actividades, esta carga es más de 30% del valor de transacción.

A pesar de los constantes movimientos de entidades de clase de proyectos para movilizar al gobierno federal en la carga fiscal estricta, no se toma ninguna acción concreta, excepto unos pocos incentivos específicos.

Los números de las deudas tributarias que son realizadas por la impronta poder judicial. Sólo para tener una idea, la Unión (y sus agencias) es el mayor litigante en el número de demandas en España – 38% en 2001, según una encuesta del Consejo Nacional de Justicia.

Incluso lejos de alcanzarse la solución a este problema en el país, como nunca la reforma tributaria fue tratada seriamente por los gobiernos, el gobierno federal intenta rutinaria, el zurcido las dificultades mediante la concesión de plazos de la contribución, ya sea en el modo regular o especial.

La instalación cuenta con disposiciones legales en los artículos 151, VI, y 155-A del Código Fiscal de la Nación, que causan la suspensión del crédito fiscal. Lo que quiere decir que, si bien las cuotas activas, la deuda no puede ser adoptado para aplicar, y el contribuyente tendrá en relación a que los plazos de la deuda, certificado de cumplimiento tributario de conformidad con el artículo 206 del Código Fiscal de la Nación.

En general, la cuota será otorgada en la forma y condiciones establecidas por la ley específica que otorga, emitida por la entidad competente constitucional a la exigencia de los impuestos que se pueden pagar. Esto sólo demuestra cómo la comunidad empresarial española ha hecho frente a los altos costos y la economía doméstica no es tan bueno como se demuestra por el gobierno federal.